Saltar al contenido

¿Cómo despertar el deseo de un cliente?

Exponiendo a los «falsos gurús de YouTube» y el negocio de la venta

Vivimos tiempos extraños en los que muchas empresas sufren un duro golpe. Sin embargo, también hay empresas, como los servicios de entrega de comida como Uber Eats y su servicio local de entrega de comestibles, que experimentan un aumento de la demanda. Al fin y al cabo, la gente necesita comer y en tiempos de crisis la gente parece valorar más la comida sana. Vemos cómo cada vez más restaurantes orientan su modelo de negocio hacia los pedidos en línea y la entrega a domicilio o las recogidas programadas. Los consumidores obtienen una comida fresca y de alta calidad sin necesidad de esfuerzo. Los servicios de entrega de comestibles llevan ingredientes frescos y suministros para el hogar directamente a la puerta de la gente. Eche un vistazo al modelo de negocio de HelloFresh, cómo funciona si tiene una visión audaz.

HelloFresh tiene una ambición cada vez mayor y se ha propuesto cambiar la forma en que comemos para siempre. Su objetivo es proporcionar a todo el mundo ingredientes y recetas saludables para despertar al chef que llevamos dentro. El modelo de suscripción permite a los clientes elegir cuántas comidas quieren por semana, a cuántas personas debe servir la comida y qué tipo de ingredientes quieren en su comida. HelloFresh ha creado numerosas recetas utilizando las habilidades de chefs profesionales de todo el mundo. Los ingredientes se preparan para que el cliente sólo tenga que seguir las instrucciones y cocinar su comida. Todas las comidas siguen un proceso de cocción de seis pasos que no dura más de 30 minutos, lo que evita las molestias de los largos tiempos de cocción. Uno de los elementos más importantes de la empresa es que cada semana se crean 19 nuevas recetas y cada paquete es personalizable.

EP 3 – EL ARQUETIPO DE LA MARCA CREADORA | Cómo crear

El modelo AIDA es sólo uno de una clase de modelos conocidos como modelos de jerarquía de efectos o modelos jerárquicos, todos los cuales implican que los consumidores se mueven a través de una serie de pasos o etapas cuando toman decisiones de compra. Estos modelos son lineales y secuenciales y se basan en la suposición de que los consumidores se mueven a través de una serie de etapas cognitivas (pensamiento) y afectivas (sentimiento) que culminan en una etapa de comportamiento (hacer, por ejemplo, comprar o probar)[1].

Algunas variantes contemporáneas del modelo sustituyen la atención por la conciencia. El hilo conductor de todos los modelos jerárquicos es que la publicidad funciona como un estímulo (S) y la decisión de compra es una respuesta (R). En otras palabras, el modelo AIDA es un modelo aplicado de estímulo-respuesta. En la literatura se pueden encontrar varios modelos jerárquicos, como la jerarquía de efectos de Lavidge, DAGMAR y variantes de AIDA. Los modelos jerárquicos han dominado la teoría de la publicidad,[4] y, de estos modelos, el modelo AIDA es uno de los más aplicados[5].

Top 3 Rabindra Sangeet, Rabindra Jayanti,2021, WhatsApp

Definitivamente se siente que el estado de ánimo colectivo está cambiando y el deseo de esperar una primavera más alegre parece más resonante y tangible que nunca, testigo de la plétora de artículos durante el fin de semana sobre nuestro deseo de vestirnos en previsión de volver pronto a una vida más socializada.Estamos buscando una combinación de familiaridad, con nuestra comprensiblemente amplificada necesidad de seguridad y protección, pero, igualmente, un fuerte y convincente deseo de sorpresa, estimulación, y simplemente una mayor diversidad de experiencias. Esta necesidad se amplía como resultado de nuestros meses de privación sensorial y social, en los que anhelamos ver y experimentar cosas nuevas.

Cómo vender cualquier cosa con emoción y deseo

El drama de la publicidad televisiva… Una imagen inicial cautivadora seguida de una serie de imágenes emotivas. Un sonido estratégicamente enfático que transmite mensajes retóricamente suaves, con una entonación tan acertada que hace que se erice el vello de los brazos. Inmersión, enganchando a los espectadores a una noción. Despertar un deseo dormido o evocar uno nuevo. Los consumidores echan mano inconscientemente de sus carteras porque deben tener este producto. ¿Cómo podrían vivir sin él? ¿Y cómo se relaciona la excelencia del servicio con esto?

Sin embargo, parece que el marketing tradicional ya no tiene la misma fuerza que antes.  La gente ha perdido la fe en las campañas de marketing masivas, artificiosas y exageradas. Según una encuesta reciente realizada por la plataforma tecnológica de atención al cliente Gladly, el 79% de los clientes afirma que el servicio personalizado es más importante que el marketing personalizado.

En la aldea global de hoy en día, con una plétora de ofertas al alcance de la mano, ¿cómo nos abrimos paso en el anonimato para elegir qué comprar? Un 55% de los consumidores confía en las reseñas de los sitios web y las redes sociales: la fuerza de los números. Otros, el 36%, confían en los consejos de familiares y amigos. Son las personas que mejor nos conocen y pueden dar fe de que un producto o servicio puede satisfacer nuestras necesidades. Luego, por supuesto, están las personas influyentes. Las personas que saben (si no dictan) lo que está de moda. Para muchos, definen lo que es una aspiración, una vida que nos gustaría tener y por la que estamos dispuestos a gastar un buen dinero.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad