Saltar al contenido

¿Cómo funciona un chat bot?

Cómo crear un chatbot

Dicho esto, los chatbots pueden interpretar y procesar las palabras o frases de un usuario, tanto si está configurado para saber inglés como si está programado para reconocer varios idiomas. Entonces, en cuestión de segundos, el bot puede proporcionar una respuesta instantánea preestablecida para los usuarios.

Los distintos tipos de chatbots procesan datos y ofrecen respuestas rápidas a los usuarios. Independientemente del tipo que sean, todos vienen con sus propias reglas preestablecidas y programación. Considere estos tres tipos de chatbots:

Estos chatbots tienen rutas predefinidas que seguir cuando mantienen una conversación con un usuario. A medida que la conversación avanza, se le puede pedir al usuario que elija las opciones que corresponden a su consulta; y entonces, el chatbot determinará el siguiente paso en la conversación, dependiendo de lo que el usuario haya seleccionado.

Se trata de bots de aprendizaje automático (ML), que permiten a los bots aprender de las entradas y peticiones del usuario. A medida que aprenden de los datos proporcionados, reconocerán patrones recurrentes y comportamientos comunes de los usuarios para decidir qué hacer con poca o ninguna interferencia humana.

Chatbot

Los clientes de hoy en día esperan tener una buena experiencia con la empresa con la que interactúan. La experiencia es tan importante como el producto o el servicio que ofrece la empresa. Y los chatbots se están convirtiendo en una parte integral de la experiencia de servicio al cliente.

Los chatbots son básicamente programas basados en reglas o en IA que estimulan las conversaciones con nosotros, los humanos, a través de la interfaz del chat, la voz, el tacto o los gestos. Es como si estuviéramos hablando con otra persona que está accesible 24x7x365.

Un chatbot básico basado en reglas podría ser su cara frontal para asistir a sus clientes respondiendo a las preguntas más frecuentes, ya que son los chatbots de IA conversacional más avanzados los que son intuitivos y dan la sofisticada experiencia de chatbot que los clientes de hoy en día quieren de un negocio.

Los chatbots de IA, también llamados chatbots conversacionales o asistentes virtuales de IA, son bastante interactivos y personalizados. Conversan con el usuario y ofrecen una experiencia humana en la sala. Altamente sofisticados y orientados a las tareas, son más conscientes del contexto y aprenden con cada nueva interacción.

Chatbot en línea

Las empresas necesitan evolucionar constantemente y adoptar nuevas tendencias para tener éxito. Hoy en día, las empresas están implementando chatbots que ayudan a resolver las consultas de los clientes, a mejorar la comunicación y a solucionar problemas a distancia para mejorar la experiencia del cliente. Este artículo proporciona una guía completa para el desarrollo de chatbots, incluyendo casos de uso, herramientas y mejores prácticas a tener en cuenta durante el desarrollo de chatbots para su negocio.

La llegada de los bots en 1966 comenzó con bots de texto como Eliza, y más tarde evolucionó a bots basados en la voz durante los años 80. La forma más sencilla de definir un bot sería un software que puede mantener conversaciones inteligentes con humanos.

Aunque hay varios casos de uso de los bots, uno de los ejemplos más conocidos son las plataformas de chat en vivo en las que los usuarios hacen preguntas, que reciben respuestas adecuadas de un chatbot. Se trata de una forma rápida de resolver consultas y proporcionar un servicio de atención al cliente a tiempo.

Para una comprensión más profunda del Chatbot, podemos definirlo como un programa informático que suplanta las conversaciones humanas en su formato natural, que puede incluir texto (desde la llegada de los bots) o lenguaje hablado utilizando técnicas de inteligencia artificial (IA) como el Procesamiento del Lenguaje Natural (PLN) y el análisis de audio. Uno de los principales aspectos de un bot basado en la IA es que es dinámico.

Chatbot en Python

¿Te acuerdas de SmarterChild? Cuando no estaba actualizando mi perfil de AIM para incluir las últimas letras de Blink182, o elaborando el mensaje de despedida perfecto, me pasaba horas enviando mensajes a este bot. Aunque sólo tenía un conjunto limitado de respuestas, pasó mi prueba de Turing.

Por suerte para nosotros, Backlinko ha reunido una colección de 40 estadísticas sobre chatbots que ayudan a arrojar luz sobre su eficacia real, así como sobre los tipos de empresas que los utilizan. A continuación se presentan cinco puntos clave de esas estadísticas.

Por ejemplo, el 15% de las personas han utilizado un chatbot para comunicarse con una empresa, y un asombroso 40% de los millennials afirman interactuar con bots a diario. Dependiendo del contexto, la tasa de compromiso puede oscilar entre el 35% y el 90%. El compromiso es máximo cuando un usuario necesita una respuesta rápida en caso de emergencia.

Si estás en un espacio en el que tus clientes necesitan respuestas inmediatas (especialmente fuera de horario), entonces un chatbot podría ser adecuado para ti. Los chatbots no sólo pueden ayudar a las empresas a ahorrar hasta un 30% en sus costes de atención al cliente, sino que los usuarios citan que tener un «servicio de 24 horas» es el mayor beneficio de tener chatbots disponibles para los servicios online que utilizan.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad