Saltar al contenido

¿Cuál es el dominio de Brasil?

Royce Gracie habla del declive del dominio brasileño

55 Carneiro, El caucho en Brasil. Los reglamentos detallados de abril de 1912 ocupan treinta páginas de la monografía de Carneiro. La monografía nº 23 está en inglés. Las otras veintidós monografías, publicadas en portugués, son estudios detallados de las industrias del caucho de los distintos estados, y un estudio de la producción de balata (la balata es un caucho inelástico similar a la gutapercha, utilizado principalmente como material aislante).

69 Lawrence, The World’s Struggle With Rubber, 51. Además de los informes de Schurz y Figart, el proyecto Crude Rubber Survey también produjo «Marketing of Plantation Rubber», de J. J. Blandin (Boletín nº 180) y «Possibilities for Para Rubber Production in the Philippines», de C. F. Vance y otros (Boletín nº 17). Creo que también hubo un estudio sobre África.

¿Por qué BRASIL domina la COPA LIBERTADORES?

Los conservadores políticos y los hombres son más propensos a negar la influencia humana en el cambio climático. En este trabajo examinamos el papel de la orientación de dominación social (SDO) en la explicación de este efecto «macho conservador», probando si la SDO media la influencia tanto del conservadurismo político como del género en la negación del cambio climático antropogénico. Utilizamos datos transversales en línea de Brasil (N = 367) y Suecia (N = 221) para probar nuestra hipótesis de mediación. Los resultados del análisis de trayectorias mostraron que el SDO medió parcial o totalmente la influencia de la orientación política y el género en la negación del cambio climático antropogénico. Los resultados proporcionan información sobre el papel del SDO en el efecto «hombre conservador», y sugieren que el SDO podría considerarse de forma más exhaustiva en los estudios que se centran en el rechazo del cambio climático y las actitudes/comportamientos medioambientales.

Los conservadores políticos y los hombres son más propensos a negar la influencia humana en el cambio climático. En este trabajo examinamos el papel de la orientación de dominación social (SDO) en la explicación de este efecto «macho conservador» probando si la SDO media la influencia tanto del conservadurismo político como del género en la negación del cambio climático antropogénico. Utilizamos datos transversales en línea de Brasil (N = 367) y Suecia (N = 221) para probar nuestra hipótesis de mediación. Los resultados del análisis de trayectorias mostraron que el SDO medió parcial o totalmente la influencia de la orientación política y el género en la negación del cambio climático antropogénico. Los resultados proporcionan información sobre el papel del SDO en el efecto «hombre conservador», y sugieren que el SDO podría considerarse de forma más exhaustiva en los estudios centrados en la negación del cambio climático y las actitudes/comportamientos medioambientales.

Las mujeres de Brasil dominan en Klagenfurt

Este estudio se centra en el grado de dominio político ejercido sobre los gabinetes por el jefe del ejecutivo en los sistemas presidenciales. Según un debate iniciado en la década de 1990, los sistemas presidenciales se caracterizan por un proceso de toma de decisiones no colegiado, liderado y personificado en la figura del presidente, en contraste con los sistemas parlamentarios en los que prevalece un proceso de toma de decisiones conjunto. El argumento clave de esta nota de investigación es que, aunque la mayoría de los presidentes tienen la facultad constitucional de destituir a los ministros del gabinete, el proceso de toma de decisiones del ejecutivo en los sistemas presidenciales no es necesariamente vertical ni se basa en un proceso no colegiado. Al construir un nuevo índice, revelamos una variación significativa en el poder ejecutivo ejercido por los presidentes sobre sus gabinetes. Para clasificar el grado de dominio político de los presidentes sobre sus gabinetes, analizamos las reglas de los procesos de toma de decisiones del gabinete definidas en 18 constituciones latinoamericanas.

El debate sobre los diseños constitucionales y los procesos de toma de decisiones de los sistemas presidenciales resurgió en la ciencia política moderna debido a la tercera ola de la democracia (HUNTINGTON, 1993HUNTINGTON, Samuel (1993), The third wave: democratization in the late 20th Century. Oklahoma: University of Oklahoma Press. 366 pp.). Según Carey (2005)CAREY, John (2005), Presidential versus parliamentary government. En: Handbook of new institutional economics. Editado por MENARD, Claude y SHIRLEY, Mary M. Dordrecht: Springer. pp. 91-122., la tercera ola de la democracia puso de manifiesto ciertas tendencias importantes, como el establecimiento de regímenes democráticos en países sin experiencia democrática previa, el restablecimiento de la democracia en países que habían experimentado períodos de regímenes autoritarios y la expansión de los Estados independientes tras el colapso del comunismo soviético y europeo. Una importante consecuencia de todo ello ha sido la atención prestada a las normas constitucionales que regulan la competencia y el ejercicio de la autoridad política en una democracia.

¿Por qué los brasileños dominan el mundo del surf?

Los fenómenos extremos plantean importantes retos a cualquier sistema de gobernanza, poniendo de manifiesto sus lagunas y defectos. La crisis del agua de 2014-2015 es un ejemplo destacado de las limitaciones del paradigma hidráulico para hacer frente a la creciente incertidumbre sobre la oportunidad y la magnitud de las precipitaciones en la región (Gleick, 2003; Getirana, 2016). La superposición de las escasas precipitaciones con las altas temperaturas provocó un rápido agotamiento del agua en el Sistema Cantareira y amenazó con colapsar el sistema. La crisis también puso de manifiesto las limitaciones de las normas operativas y las prácticas de gestión existentes que controlan los flujos de agua en la cuenca del PCJ. Dado que los acontecimientos extremos pueden crear a veces una ventana de oportunidad para que la innovación institucional cambie una vía política establecida (Kingdon, 1995; Meijerink, 2005; Biggs et al., 2008), una posible consecuencia de la sequía extrema de 2014-2015 podría haber sido un cambio significativo en el enfoque de gestión del agua en la región. Estos cambios podrían haber incluido, por ejemplo, favorecer las alternativas relacionadas con los servicios ecosistémicos, las soluciones basadas en la naturaleza, la gestión de la demanda de agua y las medidas culturales, todas ellas opciones ya existentes a pequeña escala en todo el sistema. Por el contrario, la crisis del agua dio lugar a nuevos esfuerzos para ampliar el modelo hidráulico dominante en lugar de adoptar innovaciones o buscar opciones afines a un enfoque de gobernanza adaptativa.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad