Saltar al contenido

¿Cuál es el mejor hacker del mundo?

El mejor hacker del mundo 2021

Todo comenzó con el ascenso de Kevin a través de las filas de los hackers de todo el mundo, impulsado por una curiosidad insaciable, una pasión por los retos aparentemente imposibles y un imparable sentido del humor.

Nacido el 6 de agosto de 1963, Kevin David Mitnick creció inmerso en la era de la nueva tecnología telefónica e informática. Y, vaya si le fascinaba. Kevin pasó gran parte de su juventud jugueteando con lo último en tecnología, reuniéndose con sus compañeros «phone phreaks» para hablar de sus últimas bromas con el teléfono fijo, como los creadores de lo que pronto se convertiría en ingeniería social cibernética.

A medida que Kevin pasaba de adolescente a joven, también crecían sus conocimientos sobre teléfonos, ordenadores y programación, así como su valentía para obtener acceso no autorizado a la información sensible que almacenaban. A finales de los 80 y durante los primeros años de los 90, Kevin llegó a encabezar la lista de los más buscados del FBI por hackear decenas de grandes empresas, sólo para ver si podía.

Pero, al contrario de lo que los medios de comunicación y las fuerzas del orden describen como un ciberdelincuente oscuro y de poca monta, las infracciones de Kevin nunca tuvieron como objetivo el beneficio económico o el daño. Siempre se trataba de una aventura, de una descarga de adrenalina. Kevin era -y sigue siendo- un «cazador de trofeos»: un perseguidor de grandes y brillantes premios, simplemente para demostrar que puede ganar. Y no olvidemos el humor que supone burlar a todo lo establecido o a los arrogantes tecnócratas.

El grupo de hackers más peligroso

McKinnon fue acusado de piratear 97 ordenadores del ejército de Estados Unidos y de la NASA durante un periodo de 13 meses, entre febrero de 2001 y marzo de 2002, en casa de la tía de su novia en Londres,[3] utilizando el nombre de «Solo»[2].

Las autoridades estadounidenses declararon que borró archivos críticos de los sistemas operativos, lo que hizo que la red de 2000 ordenadores del Distrito Militar de Washington del Ejército de los Estados Unidos quedara fuera de servicio durante 24 horas. McKinnon también publicó un aviso en el sitio web del ejército: «Su seguridad es una mierda». Tras los atentados del 11 de septiembre de 2001, supuestamente borró los registros de armas de la Estación Naval de Armas Earle, dejando inoperativa su red de 300 ordenadores y paralizando las entregas de suministros de municiones para la Flota Atlántica de la Armada estadounidense. McKinnon también fue acusado de copiar datos, archivos de cuentas y contraseñas en su propio ordenador. Las autoridades estadounidenses declararon que el coste de rastrear y corregir los problemas que causó fue de más de 700.000 dólares[4].

La política exterior de EE.UU. es similar al terrorismo patrocinado por el Gobierno en estos días … No fue un error que hubiera un gran despliegue de seguridad el 11 de septiembre del año pasado … Soy SOLO. Voy a seguir interrumpiendo en los niveles más altos[5]

Los hackers más poderosos

Kevin Mitnick, que en su día fue uno de los más buscados por el FBI debido a su «viaje de placer electrónico», en el que hackeó más de 40 grandes empresas sólo por el reto y no por el beneficio económico, fue en su día el artista de la intrusión informática más escurridizo de la historia.

Hoy en día, es un consultor de seguridad de confianza y muy solicitado por Fortune 500 y gobiernos de todo el mundo.  Kevin Mitnick es la autoridad mundial en materia de piratería informática, ingeniería social y formación en materia de seguridad. De hecho, la suite de formación en seguridad para usuarios finales más utilizada del mundo lleva su nombre.

Las presentaciones de Kevin son en parte un espectáculo de magia, en parte educación y en parte entretenimiento. Ya sea de forma virtual o en directo, Kevin entretendrá y educará a su público con demostraciones reales de las últimas técnicas de piratería informática para ayudar a aumentar la concienciación sobre la seguridad de personas y organizaciones de todo el mundo, manteniendo a los asistentes al borde de sus asientos.

Kevin es un autor de éxito mundial y sus libros están disponibles en más de 50 países y 20 idiomas.  Es la autoridad mundial en ingeniería social y formación en materia de seguridad.    Más de un millón de profesionales ven cada año el programa de formación sobre concienciación de seguridad de Kevin Mitnick.  Sus obras escritas son de lectura obligatoria para los profesionales de la seguridad. Entre ellas se encuentran:

Hacker de sombrero negro

Hay innumerables ciberdelincuentes en la red, aunque sólo unos pocos se han ganado el derecho a llamarse los hackers más peligrosos del mundo. Pero los mejores hackers del mundo son los que nunca se dejan atrapar. Así que los hackers de esta lista o bien querían que el mundo supiera lo que hicieron, o bien cometieron un error crítico que los dejó expuestos.

El hacking es la práctica -o el arte- de manipular los sistemas informáticos para obtener el resultado deseado. Aunque varios de los principales hackers que aparecen en este artículo utilizaron sus habilidades para el bien, otros son ciberdelincuentes que robaron millones de dólares y causaron otros daños.

A la temprana edad de 16 años, Elliott Gunton fue sorprendido pirateando la empresa de telecomunicaciones TalkTalk. Desde entonces, ha sido acusado de una serie de delitos en el Reino Unido: robo de datos, falsificación, blanqueo de dinero con criptodivisas, trabajo como delincuente a sueldo, pirateo y venta de acceso a cuentas famosas de Instagram, etc.

En Estados Unidos, fue acusado de robo de identidad y de secuestrar EtherDelta, un sitio de intercambio de divisas, y de estafar a personas por millones de dólares durante casi dos semanas. Las autoridades afirman que ha conseguido birlar hasta 800.000 dólares a una sola de las muchas personas a las que ha engañado.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad