Saltar al contenido

¿Qué es un boceto de un rostro?

Proporciones del rostro

Un boceto (en última instancia, del griego σχέδιος – schedios, «hecho extemporáneamente»[1][2][3]) es un dibujo a mano alzada ejecutado con rapidez que no suele estar destinado a ser una obra acabada.[4] Un boceto puede servir para varios propósitos: puede registrar algo que el artista ve, puede registrar o desarrollar una idea para su uso posterior o puede utilizarse como una forma rápida de demostrar gráficamente una imagen, idea o principio. El boceto es el medio artístico más barato[5].

Los bocetos pueden realizarse en cualquier medio de dibujo. El término se aplica con mayor frecuencia a la obra gráfica realizada en un medio seco como la punta de plata, el grafito, el lápiz, el carboncillo o el pastel. También puede aplicarse a los dibujos realizados con pluma y tinta, con medios digitales como el bolígrafo, el bolígrafo, el rotulador, la acuarela y la pintura al óleo. Los dos últimos suelen denominarse «bocetos en acuarela» y «bocetos al óleo». Un escultor puede modelar bocetos tridimensionales en arcilla, plastilina o cera.

El dibujo lineal es el medio de expresión más directo. Este tipo de dibujo, sin sombreados ni luces, suele ser el primero que intenta un artista. Puede tener un efecto algo limitado, pero transmite dimensión, movimiento, estructura y estado de ánimo; también puede sugerir textura en cierta medida[6].

Dibujo de cara realista

Guía paso a paso para dibujar un boceto de la cara humanaCategorías: Percepciones del lápizPublicado el: 10 de marzo de 20210 Comentarios14.9 min readPercepciones del lápizSHAREThere es una cosa con el arte del lápiz, no sólo tiene que parecer convincente natural, sino también supremamente realista. Sin embargo, cuando se trata de esculpir el boceto del rostro humano en el papel, la tarea se vuelve cada vez más difícil y también requiere mucho tiempo. Pero no tienes que preocuparte en absoluto porque te tenemos cubierto con lo mejor.

La única forma de conseguir un boceto de cara humana con rasgos lo más realistas posible es empezar con un círculo y luego dibujar una línea horizontal entre los dos para marcar los rasgos humanos de forma equidistante. A continuación, hay que perfilar el dibujo en simetría con el círculo y la línea horizontal.

El siguiente paso es esculpir el rostro en proposiciones iguales según los rasgos, empezando por una línea central que discurra verticalmente. A continuación, se marcan los rasgos y se colocan en simetría. Hay dos maneras de hacerlo: con regla y sin regla. Utilice una regla al principio, cuando esté empezando, para obtener unas directrices exactas.

Cómo dibujar una cara fácilmente

En esta lección, veremos cómo dibujar una cara y cubriremos varios enfoques. Empezaremos por explorar el proceso de dibujar una cara desde la vista frontal. En esta serie de pasos, cubriremos las ubicaciones generales de los rasgos faciales y aprenderemos algunas comparaciones proporcionales que puedes utilizar para asegurarte de que tus rasgos faciales están en la ubicación correcta.

Hay muchas fórmulas que se pueden adaptar para dibujar los rasgos faciales en la ubicación correcta. Hay un enfoque sencillo, que es el que yo aprendí por primera vez y que es estupendo para los principiantes. Luego está el enfoque más complejo que utiliza el ilustrador, las directrices de Andrew Loomis.

Primero discutiremos el enfoque de Loomis, que es más complejo, pero más preciso. Si te parece que este enfoque es un poco difícil para ti, puedes pasar al enfoque más sencillo que aparece más abajo. Recuerda que, en cualquier caso, el objetivo es crear un dibujo convincente de una cara, así que cualquiera de los dos enfoques es válido.

Primero dibujaremos un círculo con dos líneas de intersección que se conectan directamente en el centro. El círculo representa la parte superior de la cabeza. Utilizaremos las líneas de intersección para determinar la ubicación de los rasgos faciales.

Cómo dibujar una cara de niña

Todos los artistas se enfrentan a ciertos aspectos del dibujo anatómico. Las cabezas y los rostros, con todo lo que hay de pestañas a pómulos, pueden ser particularmente intimidantes. Hay muchos detalles cruciales en cada rasgo. Entender las proporciones más básicas de la cabeza es fundamental, y dará sus frutos cuando llegues a detalles más finos como la punta de la nariz o la parte superior de la oreja.

Afortunadamente, aprender estas proporciones es una tarea muy manejable. Empiece por reducir la complejidad del rostro humano a unos pocos puntos de referencia esenciales. Una vez que entiendas esos fundamentos, podrás aplicarlos a tus propios dibujos para crear retratos impresionantes o para llenar tu último cuaderno de bocetos.

Cuando observas un rostro humano, puedes ver que está dividido aproximadamente en tercios, desde el nacimiento del pelo hasta la ceja, desde la ceja hasta la parte inferior de la nariz (donde se une con la parte superior del surco nasal) y desde la parte inferior de la nariz hasta la parte inferior de la mandíbula. Puedes medir estas distancias en tu propia cara y verás que son sorprendentemente similares. Dividir la cara en estos tercios es un buen punto de partida para dibujar un retrato.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad